Ubicación Geográfica

LOCALIZACIÓN GEOGRÁFICA, EXTENSIÓN Y LÍMITES.
 
La provincia de Manabí está localizada en la zona costera de la República del Ecuador, en la saliente más occidental de América del Sur sobre el Océano Pacífico. Tiene una superficie de 18.893,70 Km2, con una longitud de sur a norte de 250 Km.  y un ancho promedio de este a oeste de 80 Km. Posee 354
Km. de línea de costa y su altura varía desde el nivel del mar hasta 800 m en la Cordillera Central de la Costa que la atraviesa longitudinalmente. Los límites provinciales son:
 
AL NORTE: Esmeraldas y Pichincha
SUR: Guayas
ESTE: Pichincha, Los  Ríos y Santa Elena.
OESTE: Océano Pacífico.
 
La provincia de Manabí, está situada en el centro de la región Litoral del país. Se extiende a ambos lados de la línea equinoccial, de 0º,25 minutos de latitud norte hasta 1º,57 minutos de latitud sur y de 79º, 24 minutos de longitud oeste a los 80º,55 minutos de longitud oeste.

 

 

Mapas de la Parroquia de La Unión

   CLIMA Y TEMPERATURA
 
La temperatura del aire en Manabí es relativamente uniforme a lo largo del año, con promedios de alrededor de 25-26º C.  Las variaciones diarias no superan los 15º C, con máximas de 34º C  y mínimos de  18ºC.
 
En  términos  generales,  las  isoyetas  (líneas  de  igual  precipitación)  se desplazan con incrementos de lluvias desde el suroeste de Manabí (Jipijapa, Puerto López, Montecristi), en sentido nororiental hacia los cantones Flavio Alfaro, Pichincha, El Carmen, Pedernales y norte de Chone.
 
•    ZONAS MONTAÑOSAS Y LAS CUENCAS HIDROGRÁFICAS
 
Las cuencas hidrográficas antes citadas presentan un alto grado de deforestación y pérdida de la vegetación natural, situación que ha determinado niveles de desertificación y los respectivos cambios en el clima de la región y la erosión de los suelos. La explotación selectiva de especies maderables, la demanda de fuente energética vegetal, explosión demográfica, incremento de minifundio, expansión de la frontera agrícola, agricultura migratoria, establecimiento de nuevos pastizales, instalación de camaroneras, implementación  de  vialidad  y  construcciones  de  infraestructura  para  el desarrollo sin las debidas previsiones ambientales, han contribuido en el acelerado proceso de deforestación de Manabí.
La deforestación anotada, la quema de bosques naturales, hierbas y otros residuos  vegetales,  la  salinización  y  zonificación  de  los  suelos,  la transformación de la vegetación natural, y el incremento de explotaciones de cultivos sin adecuados sistemas de manejo; principalmente, han favorecido el proceso de desertificación en la provincia. Las pérdidas de suelos debidas a la erosión  en  las  diferentes  cuencas  hidrográficas  varían  entre  13.5  y  77.1
T/ha/año, y que alrededor del 75% del suelo de la provincia están sometidas a procesos fuertes e intensivos de erosión.

 

 
006838
Mapa de la Parroquia